Categories
El saúco Recetas

Recetas de flor de saúco

Entre abril y junio podemos observar a nuestro alrededor el eclosionar de las flores de saúco. Este recurso, abundante en nuestro entorno, tiene una serie de características que, más allá de ser muy saludables, también resultan suculentas al paladar. En esta entrada de blog os acercamos nuestras recetas de flor de saúco favoritas! Y recuerda, si por tu zona no brotan los saúcos de manera natural pero tienes curiosidad de probar su sabor, en nuestra tienda online podrás encontrar flor fresca ecológica recién recolectada a la venta.

Paso previo: La recogida de la flor.

Antes de nada y para obtener la mejor materia prima, aquí te dejamos unos consejos para la recogida de la flor:

a) Evita recogerlas en carreteras o zonas de alta polución.

b) El momento perfecto para recogerlas es cuando las pequeñas flores están totalmente abiertas y no comenzaron a marchitarse.

c) La mejor hora para recogerlas es por la mañana en un día seco.

d) Asegúrate de que las flores huelen a dulce y fresco, para garantizar que no están pasadas.

e) Utilízalas siempre lo más rápido posible después de haberlas recogido.

Cordial de flor de saúco casero

Esta bebida resulta muy versátil y son múltiples los usos que le podemos dar a nivel culinario. Perfecta para combinar con agua congas, zumos o cualquier coctel en un día de verano, mas también apta para añadirle a nuestros platos un fantástico toque floral. Con este cordial, tanto podemos bañar nuestros bizcochos y darles un toque fresco y aromático, como hacer helados, gelatinas, e incluso aliño para ensaladas!

Bizcocho de limón regado con cordial de sabugueiro y decorado con las flores maceradas.

Para muchas culturas europeas es todo un ritual salir a recoger las flores del saúco y llenar cada tarro de casa con esta bebida de sabor floral. Este tipo de refresco es mucho más sabroso, más sano y menos empalagoso que los que podemos encontrar en el supermercado. Sencillo y divertido de realizar. 

RECETA POR PASOS

Ingredientes: 10 flores frescas, un litro de agua, 600gr de azucar o panela, dos limones.

  1. añadimos el agua, las flores y los limones cortados en porciones en una olla y dejamos macerar durante 12H, con un paño por encima.
  2. Pasado ese rato, añadimos el azúcar. Le damos calor a fuego lento hasta que el azúcar quede totalmente diluído (sobre 5’). 
  3. Colamos e introducimos el refresco mientras está caliente en botellas esterilizadas con tapa, así carantizaremos que se cierre al vacío al enfriarse y que se conserve mejor.

Para conservarlo, bastará con guardarlo en un espacio frío y oscuro. Después de abierto, se recomienda guardarlo en el frigorífico. Anímate a probar esta sencilla receta!